Contrarrestar los efectos negativos

Aunque quizás el consumo de recursos y los efectos en el ambiente no puedan suprimirse por completo, sin renunciar a las ventajas que brindan los avances tecnológicos, es posible encontrar la manera de minimizar los efectos nocivos y descubrir nuevas maneras de hacer las cosas para alcanzar un uso más racional del ambiente. A continuación, se señalan algunas medidas para contrarrestar en algún grado, los efectos negativos para el ambiente causados por el uso de las computadoras.

1.- En la manufactura

Los responsables de la manufactura de computadoras se han visto obligados a comprometerse en la disminución del uso de productos químicos nocivos en sus procesos de fabricación. Además, hacen esfuerzos conducentes a por lo menos reducir, cuando no sea posible la eliminación total, el uso de materiales pesados en los procesos de fabricación. Aún cuando no siempre es posible liberar los procesos productivos de desechos y materiales que pongan en riesgo el bienestar ambiental, existe una tendencia creciente a reducirlos al máximo. Esta iniciativa es impulsada por la presión que ejercen los gobiernos, motivados por acuerdos internacionales con la finalidad de minimizar el daño ambiental que afecta a nivel global.

2.- En el crecimiento de equipos obsoletos

Como se explica a continuación, es más fácil reducir el impacto ambiental en lo que se refiere al software que al hardware. Con respecto al software, es posible obtener las nuevas aplicaciones que se encuentran en línea por descarga, usando la Web , en lugar de comprarlas en las tiendas. Una ventaja adicional es, que de esta forma se pueden obtener actualizaciones automáticas de los sistemas operativos. Una nueva tendencia bastante práctica, es la disponibilidad cada vez más frecuente de la documentación del producto en línea en lugar de impresa, de equipos y software, evitando el incremento de manuales viejos, que sólo pueden disponerse para el reciclaje con el resto de papel de desecho, una vez que es adoptado el nuevo equipo o software.

En cuanto a liberarse del hardware inútil u obsoleto, las cosas no son tan sencillas. Por ejemplo, no debería deshacerse de las computadoras lanzándolas a la basura, puesto que muchas contienen baterías de níquel-cadmio, y el cadmio es un metal pesado tóxico. Una forma de encarar este problema, que algunos fabricantes de hardware han adoptado, es emprender programas para recolectar y disponer en forma adecuada los equipos viejos. Otra opción se encuentra en la donación. Algunas compañías eligen donar sus computadoras viejas, que no les son ya útiles pero aún operativas, a organizaciones no lucrativos que dispongan de éstas en funciones adecuadas que no requieran de los últimos avances en tecnología para ser competitivas. De esta manera, quienes donan puede obtener deducciones de impuestos por su gesto, quienes reciben, obtienen equipos que pueden ser aprovechados y el ambiente también resulta beneficiado al no convertirse en repositorio de desperdicios.

3.- En el gasto de Energía

La solución más reciente para disminuir el consumo de energía es el uso de monitores, impresoras y CPU distinguidos con el logotipo Energy Star. Este logotipo señala que el equipo cumple con las normas establecidas en el programa Energy Star de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. El programa surge hace ya algunos años, con la finalidad de incrementar el ahorro de energía y conseguir un optimo aprovechamiento de la misma en los productos de la industria de la computación. Específicamente se proponía entre sus metas reducir los requerimientos de energía eléctrica en las unidades de sistema, monitores e impresoras.

Los usuarios habrán podido notar en los equipos más recientes que si permanecen sin uso por un lapso establecido de tiempo, estos automáticamente reducen la cantidad de consumo de energía. Se cuenta con programas que permite controlar el uso de la energía del hardware, detener la unidad de disco duro o reducir la energía del monitor después de un periodo indicado de tiempo sin uso.

En cuanto a las unidades de sistemas, basados en la tecnología y la experiencia, en la fabricación de computadoras portátiles, se hizo posible la creación de microprocesadores que emplean menos corriente eléctrica, y unidades de disco duro que adoptan una modalidad de ahorro de energía o hibernación, cuando se encuentra fuera de operación y reemplazan la unidad de suministro convencional por un adaptador, que requiere de menos electricidad.

En la actualidad, se usan también pantallas más eficientes en el uso de energía los cuales, usando paneles planos requieren de menos energía que los monitores antiguos, los monitores se diseñan especialmente para que se reduzca automáticamente el consumo de electricidad, cuando no están siendo usados o se implementa mediante programación, procesos que los despejan por completo mientras estén fuera de uso.


A %d blogueros les gusta esto: